sábado, 7 de enero de 2017

Poli de guardería (no ha envejecido tan mal)

Sinopsis: John Kimble es un rudo y veterano detective que lleva años tras la pista de un narcotraficante. La única persona que puede testificar contra él es su ex-esposa. El problema es que ha desaparecido y la única pista que tiene es el nombre del colegio de Oregón en el que estudia su hijo. Para poder localizarla a ella, tendrá que hacerse pasar por maestro de guardería.

La verdad que este tipo de género es perfecto para viajes, las comidas, el avión, el tren y no da para mucho más, sobre todo en esas películas familiares de los ochenta y noventa, un género muy popular para aquellos años en los que existían los videoclubs y las películas eran otras cosas. Producto suave, familiar y meramente comercial. Pero, a pesar de todo, el producto no engaña y ofrece eso, diversión, entretenimiento y, si me apuran, rítmo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada