sábado, 8 de agosto de 2015

Housebound (buena mezcla)

Sinopsis: Si uno descubriera que la casa donde vive está encantada, su primer impulso sería mudarse. Pero, ¿qué ocurre si la ley te impide abandonar el hogar? Eso es lo que le sucede a Kylie, una delincuente temperamental que cumple su sentencia en arresto domiciliario, compartiendo penurias, escalofríos y risas con su madre y con un espíritu de lo más molesto.

Esta simple premisa da pié a una cinta con un ritmo dedente, sin aceleraciones pero sin momentos lentos, que al menos a mí me enganchó desde el principio. Unas cuantas dosis leves de humor (humor decente, sin recurrir a la escatología, ni al porrazo ni a la estupidez), entremezcladas con algunos momentos tensos o angustiosos, pero llevando un rasero equilibrado, todo muy leve. No te descojonas, ni te asustas, pero te lo pasas bien.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada